Twitter vela porque su plataforma se mantenga como un espacio de interacción virtual de diferentes índoles, sin embargo, ante la sospecha de actividad sospechosa, no escatima esfuerzos en acabar con las cuentas responsables.

Twitter eliminó alrededor de 1.960 cuentas de desinformación vinculadas a Venezuela antes de las elecciones de medio ciclo celebradas en Estados Unidos en 2018.

La red social publicó un informe de revisión retrospectiva de la actividad en Twitter con las elecciones estadounidenses, en el que señaló las acciones tomadas por la compañía a cuentas provenientes de Bangladesh, Irán, Rusia y Venezuela.

Twitter aclara que debido al uso de las VPN no pueden “vincular definitivamente las cuentas ubicadas en Venezuela a las operaciones de información de un gobierno extranjero”, son un ejemplo evidente de campañas de contenido de spam que se enfoca en temas políticos divisivos”.

Además explicaron que su comportamiento es similar a las cuentas de Internet Research Agency, presuntamente manipuladas por el gobierno ruso para influenciar los resultados de las elecciones presidenciales estadounidenses en 2016.

Según Twitter, 764 de las cuentas eliminadas en Venezuela tenían un promedio de 591 seguidores cada una, y tuitearon unas 985.000 veces acerca de temas políticos, lo que las tacha con el título de “automatización maliciosa”.

El informe señala que además fueron eliminadas unas 1.196 cuentas en Venezuela “que parecen estar involucradas en una campaña de influencia respaldada por el estado dirigida a audiencias nacionales”.

Casos Facebook

Por su parte, la compañía dirigida por Mark Zuckerberg eliminó 783 páginas, grupos y cuentas que mostraban “un comportamiento falso y coordinado en Facebook e Intagram” desde Irán, según explicó el jefe de ciberseguridad de la empresa, Nathaniel Gleicher.

Algunas de estas páginas, cuya actividad se remonta en algunos casos a 2010, habían obtenido alrededor de dos millones de seguidores en Facebook y más de 250.000 seguidores en Instagram, según lo reportado por la agencia DW.

Según el directivo de Facebook, su equipo colaboró Twitter para trabajar en conjunto con información para contrarrestar los efectos de estas cuentas.”Este es un ejemplo alentador del tipo de colaboración que estamos trabajando para construir en toda la industria”, dijo Gleicher.

Twitter concluye con reconocer que estos dilemas en torno a los intereses geopolíticos de cada país no son nuevos, y que desde su plataforma están “aprendiendo, evolucionando y construyendo un enfoque tecnológico y personal para combatirlo”.