Este lunes Twitch ha confirmado que las contraseñas de los usuarios no se han visto expuestas como consecuencia del ‘hackeo’ que sufrió la plataforma de ‘streaming’ a principios de octubre, tras un cambio en la configuración del servidor. 

A principios de mes, Twitch confirmó un acceso no autorizado a sus sistemas facilitado por un cambio en la configuración del servidor de la plataforma. 

Este ‘hackeo’ llevó a la filtración de datos el código fuente de un videojuego desarrollado por Amazon Game Studios aún no anunciado, y los ingresos de ‘streamers’ como Ibai o auronplay. Entonces, la compañía negó que el ‘hackeo’ pudiera haber expuesto las credenciales de acceso ni los números completos de las tarjetas bancarias, que no se guardan en Twitch. En una actualización en su blog, ha confirmado que efectivamente no ocurrió.