La secretaria de prensa de la Casa Blanca estadounidense, Sarah Huckabee Sanders, anunció este jueves que Donald Trump se reunirá la próxima semana con representantes de la industria de los videojuegos, como parte de las conversaciones que el presidente del país está manteniendo con diversos sectores para prevenir actos violentos, como ha recogido el portal Polygon.

Esta ronda de negociaciones de Trump ha tenido como detonante el tiroteoacontecido el pasado 14 de febrero en Parkland, en el Estado de Florida, donde un joven de 19 años asesinó, presuntamente, a 17 personas en la escuela Stoneman Douglas con un rifle semiautomático.

En ese sentido, Sanders ha manifestado en rueda de prensa que el presidente de Estados Unidos espera conocer “qué se puede hacer en ese frente también”, en referencia al sector de los videojuegos. Además, ha añadido que estas negociaciones van a ser “un proceso continuo” y algo que no se espera que vaya a ofrecer resultados “de la noche a la mañana”.

El propio Donald Trump manifestó este miércoles, tras un encuentro con legisladores, que los videojuegos, las películas y los contenidos de Internet “son muy violentos”. El mandatario norteamericano también mostró su disgusto por el tipo de “cosas” que ve su hijo más pequeño, Barron Trump, de 11 años, criticando que son “las que están viendo los niños”.

Como parte de esta política preventiva de episodios violentos, el presidente también ha defendido la aprobación de una serie de restricciones a la compra de armas en el país, entre ellas elevar la edad legal para adquirirlas.

La Asociación de Software de Entretenimiento (ESA) estadounidense, organismo que aglutina a la mayor parte de la industria del videojuego del país, ha confirmado al citado medio que no ha recibido ninguna invitación para reunirse con Trump.