El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump,  sumó un nuevo capítulo en su guerra ya abierta y frontal contra algunos medios y redes sociales cuando este martes arremetió contra Google por lo que él considera una sistemática campaña de desprestigio con informaciones negativas sobre él en el referido motor de búsquedas.

El mandatario utilizó palabras como “amañar” y “suprimir voces conservadoras” en dos mensajes colgados la mañana de este artes en su cuenta personal en Twitter en los que criticó a la compañía informática por ofrecer lo que él considera, principalmente noticias negativas sobre su gestión y el gobierno actual en líneas generales.

“Los resultados de búsqueda de Google de ‘Noticias de Trump’ muestran solo la visualización/noticia de medios de noticias falsas”, escribió el presidente en la red social del pajarito azul.

El máximo jerarca ha mostrado su malestar asegurando que si cualquier usuario busca “Trump News” en Google, encontrará que “el 96% de los resultados son de medios nacionales de izquierda” que hablan mal de él y de su partido mientras las informaciones que hablan bien de su gestión quedan sepultadas.

“En otras palabras, lo han MANIPULADO, para mí y otros, por lo que casi todas las historias y noticias son MALAS. La fraudulenta CNN es prominente. A los medios republicanos/conservadores y justos los dejan fuera. ¿Ilegal?”.

El mandatario ha censurado de manera insistente la cobertura de los grandes medios de comunicación, pero hasta ahora no había cargado específicamente contra los gigantes de internet como Google.

“Están controlando lo que podemos y no podemos ver. Esta es una situación muy seria, ¡será encarada!”, agregó.

Las palabras del mandatario se producen en medio de la creciente alerta en Estados Unidos en las redes sociales acerca de la difusión de contenidos falsos.

El presidente ha atacado a los gigantes de las redes sociales estadounidenses en los últimos días por, presuntamente, censurar voces conservadoras, una acusación infundada pero ampliamente admitida por sus seguidores.

Una encuesta del Pew Research Center publicada en junio reveló que el 43% de los estadounidenses cree que las principales firmas tecnológicas respaldan las opiniones de los liberales sobre la de los conservadores, y el 72% aceptó la idea de que las redes sociales censuren activamente sus puntos de vista opuestos.