Un tribunal de Rusia multó a Facebook este viernes por no decirle a las autoridades dónde almacena los datos de los usuarios de ese país, informaron las agencias de noticias rusas.

El órgano impuso una multa de 3.000 rublos ($ 47) a la compañía estadounidense por no brindar información conforme a la legislación que entró en vigor en 2015 y que obliga a las empresas de redes sociales a almacenar datos de usuarios en servidores ubicados en Rusia.

Las únicas herramientas que Moscú tiene actualmente para hacer cumplir sus reglas de datos son multas que a menudo representan pequeñas sumas o el bloqueo del servicio.

Rusia planea imponer multas más severas a las empresas tecnológicas que no cumplan con sus leyes, dijeron a Reuters fuentes familiarizadas en octubre pasado.

Facebook no envió a un representante a la audiencia de este viernes, pero el tribunal siguió adelante de todos modos ya que la plataforma social no buscó que se aplazara, indicó la agencia de noticias Interfax citando al tribunal.

Un tribunal multó a Twitter con 3.000 rublos por un delito similar la semana pasada.