Un tribunal de Moscú aceptó el lunes una solicitud de quiebra de la filial rusa de Google e inició un procedimiento inicial de quiebra, poniendo a la empresa bajo supervisión, informaron agencias de noticias rusas.

La unidad rusa de Alphabet Inc. se declaró en bancarrota este verano después de que las autoridades incautaran su cuenta bancaria, lo que hizo imposible pagar al personal y a los proveedores. Los servicios gratuitos, incluida la búsqueda y YouTube, han seguido funcionando.

Con Reuters