Según una encuesta realizada en 2018 por la consultora PwC, el 40% de los 2,280 ejecutivos entrevistados consideraron que la transformación digital es necesaria para seguir siendo competitivos en el mercado.

Las organizaciones atraviesan hoy un importante desafío: la Transformación Digital (TD). Lo que significa que no tener una estrategia digital se convertirá en una desventaja competitiva.

Por esto, los especialistas de San Pancho, empresa especializada en consultoría y operación de plataformas de Google Marketing Platfrom, explican que la TD insta a integrar las nuevas tecnologías durante los procesos de planeación estratégica del negocio y ponderar su impacto en el entorno de la compañía

“Las nuevas tecnologías y las herramientas para utilizarlas de una forma inteligente pueden hacer que las barreras de entrada para los competidores sean más bajas que hace unos años; por lo que desaprovechar las oportunidades que se están generando en este nuevo contexto puede significar la pérdida de clientes en un mercado cada vez más competitivos”, señala Héctor Oseguera, co-fundador de la consultora digital.

El desafío de las organizaciones es adaptarlas con rapidez para poder tener la capacidad de planeación para comenzar a mostrar resultados concretos.

Métodos Ágiles

Es por eso que las empresas priorizan los métodos de desarrollo e implementación ágiles bajo la bandera “erra rápido, erra barato” que en realidad tiene un enfoque de “aprende rápido, aprende económico”.

Se trata de buscar la estrategia haciendo apuestas inteligentes por la tecnología. Por eso, se debe arriesgar en un entorno controlado para extraer el valor de los aprendizajes, reagrupando a los esfuerzos de tener la agilidad de responder en caso de haber fallado para afectar lo menos el negocio”, puntualiza el joven emprendedor.

En este sentido, la TD es diferente en cada giro de negocio, por ejemplo en el e-commerce es importante construir experiencias atractivas al usuario e identificar los momentos relevantes del día a día digital para estar presentes.

En industrias que combinan el canal tradicional con canal digital es necesario generar estrategias que abarquen los diferentes canales de los clientes y prospectos.

“Sin duda, la TD implica un reto y responsabilidad para las empresas, pero también es una oportunidad para conquistar nuevos mercados si contamos con una estrategia consistente y hecha a la medida”, afirma Oseguera.

Por Marcelo Lozano – General Publisher IT Connect Latam