El fabricante automotriz Toyota y el grupo tecnológico Softbank anunciaron este viernes un acuerdo con la plataforma de transporte Uber para invertir 1.000 millones de dólares adicionales (889 millones de euros) para desarrollar tecnologías de conducción autónoma.

La alianza, en la que también participa el productor japonés de autopartes Denso, incluye la creación de una entidad conjunta llamada Advanced Technologies Group (ATG) y aspira a “acelerar el desarrollo y la comercialización de servicios automatizados de transporte compartido”, informaron las empresas en un comunicado.

Toyota Motor y Denso aportarán conjuntamente 667 millones de dólares (593 millones de euros), mientras que el fondo tecnológico Softbank Vision contribuirá con otros 333 millones de dólares (296 millones de euros), reseñó Efe.

La inversión de Toyota se suma a la que ya realizó en Uber el pasado agosto, de 500 millones de dólares (444 millones de euros) para desarrollar conjuntamente vehículos autónomos y ofrecer modelos de este tipo dentro de dicho servicio de transporte en Estados Unidos para 2021.

El nuevo acuerdo “preparará a las empresas y a la industria para la producción en serie y la comercialización de vehículos automatizados y de servicios de transporte compartido”, indicó el comunicado conjunto.

El máximo responsable de Uber, Dara Khosrowshahi, afirmó que el objetivo es “transformar el transporte tal y como lo conocemos” y contribuir a “mejorar la seguridad vial y a la habitabilidad de las ciudades”.

Toyota Motor contribuirá a ATG con otros 300 millones de dólares (266 millones de euros) durante los próximos tres años para financiar su funcionamiento, explicaron las compañías.