La japonesa Toyota Motor dijo el viernes que sus ventas de vehículos aumentaron un 10,1% el año pasado, convirtiéndose en el mayor fabricante de automóviles del mundo por segundo año consecutivo y situándose por delante de su rival más cercano, Volkswagen AG de Alemania.

El fabricante de automóviles dijo que las ventas fueron de 10,5 millones de vehículos en 2021, incluidas las de las filiales Daihatsu Motors e Hino Motors.

Eso se compara con los 8,9 millones entregados por Volkswagen en el mismo período, un 5% menos que en 2020 y sus cifras de ventas más bajas en 10 años.

Los fabricantes de automóviles se vieron obligados a reducir la producción debido a que la escasez de semiconductores durante la pandemia de coronavirus interrumpió las cadenas de suministro, lo que impulsó la competencia por el componente clave entre los fabricantes de dispositivos electrónicos de consumo.

Sin embargo, la compañía japonesa ha resistido la pandemia mejor que la mayoría de los demás fabricantes de automóviles porque su mercado local, Japón y partes de Asia, se han visto menos afectados que Europa.

Toyota, que publica las ganancias del tercer trimestre el 9 de febrero, ha dicho que es probable que no alcance el objetivo de producción de 9 millones de vehículos en el año comercial que finaliza el 31 de marzo debido a las interrupciones relacionadas con el COVID-19.

(Reuters) –