El fabricante de autos Toyota está creando un fondo de inversión de $100 millones para invertir en la conducción autónoma y las start-ups de tecnología robótica a medida que la competencia se enfila hacia hacia el mercado de auto-conducción, así lo anunció la empresa nipona este jueves.

La compañía dijo que su subsidiaria Toyota AI Ventures, con sede en Silicon Valley, planea invertir el dinero en nuevas empresas que están desarrollando tecnologías “disruptivas” en esas áreas.

“Los fabricantes de automóviles deben participar en el ecosistema de inicio para mantenerse a la vanguardia del rápido cambio en la industria automotriz”, indicó en un comunicado el director gerente de Toyota AI Ventures, Jim Adler.

La compañía señaló que el fondo es parte de la misión de Toyota de ayudar a “descubrir qué sigue” para el mayor fabricante de automóviles de Japón. El fondo de riesgo AI Ventures ya ha invertido en 19 empresas nuevas en los últimos dos años, lo que eleva su compromiso de financiamiento total a la tecnología de conducción autónoma a $ 200 millones, informó la compañía.

“El creciente interés en los sistemas automatizados ha creado grandes oportunidades para mejorar la vida humana utilizando la inteligencia artificial y la tecnología de movilidad de próxima generación”, expresó en un comunicado el Dr. Gill Pratt, director ejecutivo del Instituto de Investigación de Toyota. 

Pratt agregó que el fondo ayudará a “cerrar la brecha” entre los fabricantes de automóviles y las nuevas empresas de tecnología centradas en el transporte autónomo.

Esta es solo la inversión más reciente que Toyota está haciendo en el mercado de vehículos autónomos. En abril, Toyota y el proveedor de autopartes Denso dijeron que juntos invertirían $ 667 millones en la unidad de vehículo de auto conducción de Uber.

Toyota también se comprometió a aportar $ 300 millones adicionales al empuje de Uber en vehículos de auto conducción en los próximos tres años.