La firma japonesa Toyota se encuentra trabajando en el desarrollo de un prototipo colgante de robot doméstico, para apoyar a la población japonesa de la tercera edad en los quehaceres básicos del hogar.

El “Robot de pórtico” está diseñado en función de la arquitectura reducida de los hogares japoneses, por lo que cuelga del techo como un murciélago para ahorrar espacio.