Toyota Motor advirtió que los aumentos «sin precedentes» en los costos de las materias primas podrían reducir en una quinta parte las ganancias de todo el año, una clara señal de que el principal fabricante de automóviles del mundo por ventas ya no puede ignorar la crisis de la cadena de suministros que ha sacudido a la industria mundial.

También informando una caída del 33 % en las ganancias operativas del cuarto trimestre, el gigante japonés vio caer sus acciones más del 5 % este miércoles, antes de cerrar más del 4 %, su mayor caída de un día en dos meses. El índice de referencia de Tokio subió un 0,3 %.

A Toyota le había ido bien durante los primeros meses de escasez mundial de semiconductores, gracias a su mayor reserva de chips, pero ahora se ha unido a sus rivales en la reducción de la producción gracias a la crisis prolongada, así como a las nuevas restricciones de China por el covid-19.

La casa del famoso auto compacto Corolla dijo que espera que los costos de los materiales se dupliquen con creces a 1,45 billones de yenes (11,100 millones de dólares) en el año fiscal que comenzó en abril, lo que esperaba abordar cambiando a materiales de menor costo.

«Necesitamos pensar en cómo podemos responder a la inflación material eliminando la distinción entre fabricantes y proveedores de equipos originales y trabajando juntos como uno solo», dijo a los periodistas el director financiero, Kenta Kon, refiriéndose a los fabricantes de automóviles.

«Dado que el precio de los materiales está aumentando, debemos trabajar para reducir la cantidad de materiales que usamos tanto como sea posible y reemplazarlos con materiales menos costosos», agregó.

El fabricante de automóviles espera vender 8,85 millones de vehículos en todo el mundo este año fiscal, un 7,5 % más que el año pasado.

Toyota, que en diciembre comprometió 8 billones de yenes para electrificar sus autos para 2030, dijo que los costos de las materias primas tienden a ser aún más altos para los vehículos eléctricos de batería (BEV).

Los clientes, sin embargo, son sensibles a los aumentos de precios, dijo el director de tecnología Masahiko Maeda, lo que dificulta que Toyota repercuta en los costos crecientes, una hazaña que el líder de vehículos eléctricos Tesla Inc ha logrado hacer con éxito.

Toyota, campeón de los autos híbridos, se ha quedado rezagado en cuanto a inversiones en vehículos eléctricos. Anteriormente pronosticó 3,5 millones en ventas de vehículos eléctricos al año para 2030, o alrededor de un tercio de sus ventas actuales de vehículos, por detrás de su rival más cercano, Volkswagen.

Para el año fiscal actual, Toyota pronosticó que las ganancias operativas caerán un 20 % a 2,4 billones de yenes. Los analistas esperaban que las ganancias aumentaran un 12 % a 3,36 billones de yenes, según Refinitiv.

En el trimestre enero-marzo, sus ganancias cayeron a 463.800 millones de yenes, también significativamente por debajo de una estimación promedio de 521.100 millones de yenes.

La fuerte depreciación del yen a mínimos de dos décadas ha funcionado a favor de la industria automotriz japonesa impulsada por las exportaciones. Pero el aumento de los costos de las materias primas y las interrupciones de la cadena de suministro global exacerbadas por las restricciones de China por el covid están minando las ganancias.

En China, las ventas de automóviles casi se redujeron a la mitad en abril, mientras que las ventas de Tesla casi desaparecieron cuando las fábricas cerraron y los bloqueos afectaron la demanda.

El martes, Toyota recortó su objetivo de producción global para mayo en alrededor de 50.000 vehículos a alrededor de 700.000, ya que planea suspender algunas operaciones por hasta seis días debido a los cierres de China.

El plan sigue a varios recortes en su plan de producción entre abril y junio después de que los proveedores se sintieran frustrados por los repetidos cambios de producción.

Aún así, Toyota predijo que la recuperación mundial de la pandemia ayudaría al mercado de vehículos chino y estadounidense a fortalecerse para el año fiscal actual.

Los rivales domésticos de Toyota, Nissan Motor Co y Honda Motor Co, reportaron ganancias el jueves y viernes respectivamente. Las acciones de Nissan cerraron con una baja del 1,5 % este miércoles, mientras que las de Honda cayeron un 3,1 %.

Fuente: Reuters