A propósito de los diez años de Apple, la compañía lanzó en septiembre del año pasado el gran iPhone X, un dispositivo movil que prometió ser un saludo al futuro con innovaciones tales como el reconocimiento facial, sin embargo, una falla denominada “toque fantasma” llenó de quejas por parte de los usuarios los foros de la compañía.

De acuerdo a los comentarios en la red social Reddit, el teléfono presenta un problema relacionado con la pantalla táctil. En algunos iPhone, la pantalla deja de responder o funciona de forma parcial. En otros casos, este “toque” da la apariencia de que un dedo invisible mueve los elementos sin que el usuario lo pueda dominar.

La respuesta de la empresa líder en tecnología ha quedado a deber. Algunos críticos denominan como poco transparente la respuesta por parte del servicio técnico de Apple puesto que solo ofrecen reiniciarlo en caso de que la pantalla táctil no responda, y no muestran otras alternativas en caso de no solucionar el problema.

Luego de tantas quejas, el gigante de Cupertino, ofrece una respuesta más clara a la situación.

Apple responde

De acuerdo a un comunicado publicado el pasado viernes por Apple, la falla se produce debido a un componente en el módulo de algunas pantallas del iPhone X. La firma alega que los dispositivos defectuosos la pantalla no responde inmediatamente al tacto o reacciona incluso cuando no se toca por el usuario.

Par los casos en que la falla es total o parcial, la empresa lanzó un programa de reemplazo gratis de la pantalla en tiendas Apple o agentes autorizados, válido solo para los iPhone X afectados en un período de tres años.

No es la primera vez que Apple se ve plagado de quejas de sus clientes ante fallas recurrentes de sus equipos novedosos, en 2016, el iPhone 6 Plus también presentó falla relacionadas con el táctil, sin embargo, la respuesta ara entonces fue de cobrar a los afectados la reparación de sus móviles.