La capital de Ucrania, Kiev, asediada desde hace varios días por el ejército invasor ruso, impondrá este martes un toque de queda que finalizará el jueves 17.

“Se introduce un toque de queda en Kiev por un día y medio desde las 20:00 horas (18:00 GMT) del 15 de marzo hasta las 07:00 (05:00GMT) horas del 17 de marzo”, anunció el alcalde de la capital ucraniana, Vitali Klitschko en su canal de Telegram.

Asimismo, Klitschko resaltó que se está viviendo un momento difícil y peligroso en Kiev, al referirse a los últimos bombardeos rusos que han afectado a varios barrios residenciales de la ciudad y en el que han perdido la vida decenas de personas.

“Queda prohibida la circulación por la ciudad sin pases especiales. Solo se puede salir para llegar al alojamiento”, anunció el alcalde de la capital ucraniana.

Además, Klitschko instó a todos aquellos que aún permanecen en Kiev a prepararse para el hecho de que tendrán que quedarse en casa durante dos días o, ante una señal de alarma, en un refugio.