Tinder pagará 23 millones de dólares a unas 230 mil personas que presentaron una demanda colectiva contra la plataforma de citas en Estados Unidos por discriminar mediante un precio más costoso a los usuarios de 30 años de edad o más, según un acuerdo extrajudicial difundido el viernes.

La demanda, presentada en abril de 2018 en un juzgado de California, acusaba a Tinder de “discriminar” a los usuarios mayores de 29 años al cobrarles el doble por suscribirse a los servicios de pago Tinder Plus o Tinder Gold, que tienen algunas ventajas adicionales con respecto al servicio gratuito.

Por su parte la empresa con sede en California justificó esta diferencia de precios al asegurar que los adolescentes y veinteañeros disponen de menos poder adquisitivo y necesitan precios más baratos para usar el servicio, pero los demandantes consideraron que significaba un ejercicio de discriminación por edad.

Con el acuerdo, cada uno de los 230 mil demandantes recibirá automáticamente 50 “Super Likes” (una opción de pago para indicar mucho interés en conocer a una persona determinada en la plataforma), lo que equivaldría a un pago de 50 dólares.

Adicionalmente, aquellos demandantes que lo soliciten de forma expresa podrán optar a 25 dólares en efectivo, el mismo precio en “Super Likes” adicionales o una suscripción de un mes a Tinder Plus o Tinder Gold, reseñó EFE.

La plataforma de citas se comprometió a dejar de cobrar varias tarifas a distintos usuarios de acuerdo a su edad, pero esto último únicamente en la circunscripción de California.

Las partes estimaron el coste de dejar de cobrar precios distintos en California en 5,75 millones de dólares, lo que sumado a los 17,25 millones que deberá abonar por las compensaciones descritas anteriormente implicará un coste total para Tinder de unos 23 millones de dólares.