Telecom Italia (TIM) seguirá un plan para dividir su red de telefonía fija de sus operaciones de servicio para maximizar el valor de los activos para todos sus accionistas y reducir la deuda, dijo el director de la mayor red de Italia.

Bajo presión durante años en su mercado doméstico ferozmente competitivo, el antiguo monopolio telefónico de Italia está tratando de modernizar su negocio a través de una separación total de sus activos de red fija domésticos para enfocarse en actividades minoristas y comerciales.

Como parte de un pacto preliminar sellado con el prestamista estatal italiano CDP la semana pasada, los activos de red de TIM se combinarían con los del rival de banda ancha respaldado por el estado Open Fiber para crear una única empresa de red nacional bajo control estatal.

Pero el principal inversionista de Telecom Italia, Vivendi, cuyo apoyo es clave para que se lleve a cabo cualquier acuerdo, dijo que estaría listo para evaluar otras oportunidades si el valor de la red no se reconoce en el plan único de banda ancha.

«Lo más importante es maximizar el valor de todos los activos en interés de todos los accionistas«, dijo el gerente general de Telecom, Pietro Labriola, en respuesta a una pregunta sobre si la postura de Vivendi podría obstaculizar el proyecto.

CDP, que es el segundo mayor inversor de TIM con una participación del 10 %, también posee el 60 % de Open Fiber.

Hablando en un evento económico en Trento, en el norte de Italia, Labriola se negó a decir si TIM estaba considerando una salida total de su negocio de red de telefonía fija con una venta total.

Hizo hincapié en que cualquier escisión estaría diseñada para reducir la deuda neta de 23.000 millones de euros (24.650 millones de dólares) de TIM.

«Me parece que todas las partes (involucradas en el proyecto de red única) están interesadas en comprender lo suficientemente rápido si el plan es factible«, dijo Labriola, y agregó que la creación de una red de fibra única podría completarse en 12-18 meses.

Veterano en el sector de las telecomunicaciones, Labriola, quien asumió el mando de la empresa en enero, debe presentar un plan de negocios a tres años el 7 de julio que se centrará en el desmantelamiento de las operaciones de TIM.

 

Fuente: Reuters