TikTok trabajará para evitar que los creadores de contenido publiquen mensajes políticos pagados en la aplicación de video de formato corto, como parte de su preparación para las elecciones intermedias de Estados Unidos en noviembre, anunció la compañía este miércoles.

Los críticos y los legisladores acusan a TikTok y a las empresas de redes sociales rivales, incluidas Meta Platforms y Twitter, de hacer muy poco para evitar que la desinformación política y el contenido divisivo se propaguen en sus aplicaciones.

Si bien TikTok prohibió los anuncios políticos pagados desde 2019, los estrategas de campaña eludieron la prohibición pagando a personas influyentes para promover temas políticos.

La compañía busca cerrar la brecha organizando sesiones informativas con creadores y agencias de talentos para recordarles que publicar contenido político pagado va en contra de las políticas de TikTok, dijo Eric Han, jefe de seguridad de TikTok en EE.UU., durante una sesión informativa con periodistas.

Agregó que los equipos internos, incluidos los que trabajan en la confianza y la seguridad, monitorearán las señales de que a los creadores se les paga por publicar contenido político, y la compañía también se basará en los informes de los medios y socios externos para encontrar publicaciones que infrinjan la ley.

«Vimos esto como un problema en 2020», indicó Han. «Una vez que lo sepamos… lo eliminaremos de nuestra plataforma», añadió.

TikTok transmitió su plan siguiendo actualizaciones similares de Meta y Twitter.

Meta, propietaria de Facebook e Instagram, dijo el martes que impedirá que los anunciantes políticos publiquen nuevos anuncios una semana antes de las elecciones, una medida que también tomó en 2020.

La semana pasada, Twitter dijo que planeaba revivir estrategias anteriores para las elecciones de mitad de período, incluida la colocación de etiquetas frente a algunos tuits engañosos y la inserción de información confiable en los cronogramas para desacreditar afirmaciones falsas antes de que se difundan más en línea. Los expertos en derechos civiles y de voto dijeron que el plan no era adecuado para prepararse para las elecciones.

Fuente: Reuters