Ante la posible prohibición de funcionamiento dentro de los Estados Unidos, TikTok podría considerar separarse por completo de su propietario chino Bytedance, para operar como una compañía estadounidense independiente.