TikTok inició este lunes una demanda contra la administración actual del gobierno de los Estados Unidos, por considerar que los argumentos que impiden la operación de su empresa matriz dentro del país, carecen de validez y pruebas sólidas.

Mientras que la Casa Blanca se niega a dar declaraciones públicas referentes a la demanda, la empresa continúa negociando la venta de sus operaciones dentro de EE. UU., Canadá, Australia y Nueva Zelanda con inversores de la talla de Microsoft y Oracle.