Dos marcas de routers económicos de fabricación china, presentaron una falla de seguridad grave, que motivó sus retiros de los anaqueles en tiendas como Amazon, Ebay y Walmart.

Una puerta trasera presente en las marcas de routers Jetstream y Wavlink, fue explotada por un malware que permitió a un grupo de ciberdelincuentes acceder al tráfico de los usuarios, y controlar sus dispositivos conectados a Internet.