El grupo francés de defensa y tecnología Thales anunció el lunes una asociación con EXPAL Systems para proporcionar material para el ejército australiano, ya que Francia y Australia buscan mejorar las relaciones diplomáticas después de una disputa el año pasado.

El presidente francés, Emmanuel Macron, le dijo al nuevo primer ministro australiano, Anthony Albanese, la semana pasada que quería concentrarse en el futuro mientras intentan reconstruir las relaciones muy tensas por la decisión del ex primer ministro de Australia de deshacerse de un lucrativo contrato de submarinos con Francia.

Thales Australia dijo que su asociación con EXPAL se centraría en municiones navales para la Fuerza de Defensa de Australia, además de trabajar en tecnología futura para la Marina Real Australiana. Thales no reveló ningún detalle financiero del acuerdo.

«Esta es una clara demostración del compromiso a largo plazo de la compañía para hacer crecer y mantener una capacidad soberana de municiones industriales duradera, sostenible y resistente para las Fuerzas de Defensa de Australia», dijo el ejecutivo de Thales Australia y Nueva Zelanda, Corry Roberts.

Las relaciones entre Francia y Australia tocaron fondo en octubre pasado cuando Australia canceló un pedido multimillonario de submarinos con el astillero militar francés Naval Group, que es una unidad de Thales, y optó por un acuerdo alternativo con Estados Unidos y Gran Bretaña.

El mes pasado, el nuevo gobierno laborista de Australia llegó a un acuerdo de 555 millones de euros (578,6 millones de dólares) para Naval Group, tras la cancelación del pedido de submarinos.

El estado francés posee una participación del 25,7% en Thales, mientras que la empresa francesa Dassault Aviation también tiene una participación del 24,6% en Thales.

Fuente: Reuters