Tether, la moneda estable más grande del mundo, anunció este jueves que aumentó sus tenencias de deuda del gobierno de Estados Unidos al tiempo que redujo la exposición a activos de mayor riesgo, el primer vistazo a sus reservas desde que el token se vio sacudido por la reciente liquidación del sector criptográfico.

Las Stablecoins, una variedad de criptomonedas diseñadas para mantener un valor constante, están en el centro de atención después de que los criptomercados se vieron sacudidos la semana pasada por la desaparición del token TerraUSD.

Por lo general, respaldadas por reservas de activos como dólares, oro y deuda del gobierno, las monedas estables se usan ampliamente en el comercio de criptomonedas, siendo Tether el medio predominante para mover fondos entre criptomonedas o efectivo normal.

Sin embargo, Tether rompió su paridad 1:1 con el dólar cuando las criptomonedas cayeron, cayendo hasta 95 centavos, según CoinMarketCap, antes de recuperarse, sacudiendo la fe en un engranaje clave en la criptoeconomía.

El token, administrado por una empresa de las Islas Vírgenes Británicas, está diseñado para tener un valor de 1 dólar. Tether promete que tiene suficientes reservas para permitir que todos los titulares de Tether por valor de más de 70 mil millones de dólares en circulación intercambien sus tokens por dólares.

Tether dijo que aumentó sus tenencias de bonos del Tesoro en más del 13 % a 39,2 mil millones de dólares y redujo su exposición a papel comercial más riesgoso (deuda a corto plazo emitida por empresas) en alrededor del 17 % a 20,1 mil millones en el primer trimestre.

Tether dijo que sus reservas totalizaban 82.400 millones de dólares al 31 de marzo, con unos 82.300 millones de dólares en pasivos. Ha reducido sus tenencias de papel comercial en un 20 % adicional desde que se escribió el informe del primer trimestre, dijo el director de tecnología, Paolo Ardoino.

Los reguladores financieros de todo el mundo han advertido que las monedas estables podrían representar un riesgo para la estabilidad financiera en general, con Gran Bretaña entre las principales economías que buscan regular el sector.

Fuente: Reuters