El software avanzado de asistencia al conductor de Tesla Inc  no obtendrá la aprobación regulatoria en 2022, dijo el director ejecutivo Elon Musk en comentarios que indican que la compañía aún no puede convencer a las autoridades de que sus autos se pueden conducir sin alguien detrás del volante.

El fabricante de automóviles de Silicon Valley vende un complemento de software de $ 15,000 llamado «Full Self-Driving» (FSD) que permite que sus vehículos cambien de carril y se estacionen de forma autónoma. Eso complementa su función estándar de «piloto automático» que permite a los automóviles conducir, acelerar y frenar dentro de sus carriles sin la intervención del conductor.

Sin embargo, los autos todavía necesitan ser conducidos con supervisión humana. Un vehículo completamente autónomo requeriría aprobación regulatoria.

Musk dijo en una llamada posterior a las ganancias el miércoles que todos los usuarios de FSD en América del Norte obtendrán una versión mejorada a fin de año, y agregó que si bien sus autos no están listos para tener a nadie detrás del volante, los conductores rara vez tendrán que tocar los controles

“El auto podrá llevarte de tu casa a tu trabajo, a la casa de tu amigo, a la tienda de comestibles sin que toques el volante”, dijo.

Es un asunto aparte si tendrá aprobación regulatoria. No tendrá aprobación regulatoria en ese momento», agregó.

Musk también dijo que Tesla espera proporcionar una actualización de FSD en 2023 para mostrar a los reguladores que el automóvil es mucho más seguro que el humano promedio.

«Musk está abriendo la posibilidad de que Tesla tenga un camino más difícil para la aprobación de FSD dado el mayor escrutinio de la NHTSA y otros», dijo Craig Irwin, analista de Roth Capital.

Con Reuters