Tesla Inc está retrasando las entregas en Estados Unidos de ciertos modelos de largo alcance hasta en un mes, mostró su sitio web este miércoles, mientras el fabricante de autos eléctricos intenta orientarse a través de problemas en la cadena de suministro e interrupciones en las operaciones de China.

Los nuevos pedidos del Model Y se entregarán entre diciembre y marzo, el Model 3 entre septiembre y diciembre y el Model X entre febrero y mayo del próximo año, según las fechas actualizadas en el sitio web de la compañía.

Es probable que los retrasos en la producción y el envío de componentes estén ralentizando las cosas para Tesla, han dicho los analistas.

Fuente: Reuters