Tesla se registró en el estado de Texas para expandir su fábrica de vehículos eléctricos en Austin este año.

Las presentaciones de enero ante el Departamento de Licencias y Registro de Texas revelan que la firma tiene planeado gastar más de $770 millones en la construcción de nuevas instalaciones en el lugar, incluso para pruebas y fabricación de celdas de batería, manufactura de unidades de cátodo y accionamiento, y un taller de troqueles.

La compañía liderada por Elon Musk inauguró oficialmente su fábrica de baterías y vehículos eléctricos de Texas en abril de 2022, organizando una fiesta de “rodeo cibernético” para accionistas y fanáticos. 

Hoy, ensambla en Austin algunos de sus vehículos utilitarios cruzados Modelo Y y ahora quiere fabricar en masa su Cybertruck, inspirada en la ciencia ficción.

Después de abrier su fábrica de Austin y otra planta de ensamblaje de vehículos en las afueras de Berlín, en Alemania, el director ejecutivo Elon Musk llamó a ambas instalaciones “gigantescas calderas de dinero”. Al parecer, cambió de opinión.

 FUENTE: CNBC