El fabricante de autos eléctricos Tesla lanzó este jueves emisiones de acciones y deuda por hasta 2.3 billones de dólares, y su presidente ejecutivo, Elon Musk, lanzó también $10 millones cuando la empresa estadounidense cedió a la presión de Wall Street para incrementar sus reservas de efectivo.

Los analistas han predicho durante meses que la compañía tendría que recaudar fondos para sus planes de expansión, que incluyen la construcción de una fábrica en Shanghai, el próximo Model Y SUV y el incremento de la producción del sedán Model 3.

Las acciones de Tesla subieron más de un 5 por ciento en las noticias del plan de aumento de capital, que sigue la insinuación de Musk la semana pasada de que una recaudación de fondos era inminente después de que la automotriz eléctrica perdiera $ 700 millones en el primer trimestre, reseñó Reuters.

La compañía de Silicon Valley dijo en la presentación que buscaría recaudar $ 650 millones en nuevas acciones y $ 1.35 mil millones en deuda, y los suscriptores tendrían la opción de comprar un 15 por ciento adicional de cada oferta, lo que podría elevar los ingresos a $ 2.3 mil millones.

En los resultados del primer trimestre que defraudaron a muchos en Wall Street la semana pasada, Musk prometió que Tesla volvería a generar ganancias para el tercer trimestre de este año, pero las enormes inversiones de la empresa significan que está perdiendo dinero rápidamente.

El fabricante de autos eléctricos espera gastos de capital de $ 2 mil millones a $ 2,5 mil millones este año y entre $ 2,5 mil millones a $ 3 mil millones anuales durante los próximos dos años fiscales. Vale recordar que terminó su primer trimestre con $ 2.2 mil millones en efectivo.