El fabricante de autos eléctricos Tesla recibió una carta de cese y desistimiento el año pasado por parte de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de EE. UU. (NHTSA) por hacer declaraciones engañosas sobre las calificaciones de seguridad de sus automóviles Model 3, informó Reuters en exclusiva.

Los documentos, a los que tuvo acceso este medio de comunicación, también mostraron que la compañía estadounidense recibió dos citaciones del NHTSA en abril del año pasado relacionadas con dos choques que involucraron a sus vehículos. La firma dirigida por Elon Musk presentó una respuesta confidencial en agosto.

Una carta del 17 de octubre de 2018 revela que la NHTSA también acusó a Tesla de no cumplir previamente con las pautas de la agencia y que estaba remitiendo el asunto a la Comisión Federal de Comercio (FTC) para investigar si las declaraciones constituyen actos injustos o engañosos en las prácticas.

El fabricante de vehículos eléctricos, Tesla (Foto Sputnik Mundo)

Tesla afirmó en octubre que el Model 3 tenía el menor riesgo de lesiones de los ocupantes de cualquier vehículo en las pruebas del gobierno de EE. UU., pero la NHTSA dijo que era inconsistente con las pautas de uso de la agencia.

El Model 3 obtuvo la calificación más alta en el programa de calificaciones de seguridad cinco estrellas de la agencia que utiliza tres pruebas de choque y una evaluación de resistencia al vuelco para obtener una clasificación general.

La NHTSA señaló en una carta del 17 de octubre advirtiendo contra las declaraciones de comparación porque engañan a los consumidores sobre la seguridad relativa de los diferentes modelos de vehículos.

Por su parte el fabricante de autos rechazó la postura de la agencia estadounidense. “La declaración de Tesla no es falsa ni engañosa”, indicó el viceconsejero general de la compañía, Al Prescott, en una carta del 31 de octubre a NHTSA.

Para continuar leyendo haga click aquí