Tesla Inc firmó un acuerdo no revelado con la minera brasileña Vale SA para el suministro de níquel al fabricante de automóviles eléctricos, informó el miércoles Bloomberg News, citando fuentes.

El precio del níquel, que es esencial para fabricar baterías para vehículos eléctricos, había estado aumentando de manera constante incluso antes de que el conflicto en Ucrania lo aumentara aún más y desencadenara el caos en la Bolsa de Metales de Londres a principios de marzo.

Los precios de otros metales utilizados en los automóviles, incluidos el aluminio, el paladio y el litio, también se han disparado recientemente.

Tesla, el fabricante de automóviles más grande del mundo, firmó el acuerdo de suministro de varios años con Vale para el níquel de Canadá, informó Bloomberg.

Tesla no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de Reuters.

Vale se negó a comentar sobre el informe, pero dijo que había declarado anteriormente que la compañía actualmente vende el 5% de su producción en el mercado de vehículos eléctricos y planea aumentar eso al 30%-40%.

Tesla se ha visto menos afectado por los problemas de la cadena de suministro que surgieron de la pandemia de COVID-19, en comparación con otros fabricantes de automóviles que han recortado la producción debido a la escasez de varios componentes, incluidos los chips y los metales de las baterías de los vehículos eléctricos.

El presidente ejecutivo, Elon Musk, dijo a principios de este mes que el fabricante de automóviles eléctricos y su compañía de cohetes SpaceX enfrentan presiones inflacionarias significativas en materias primas y logística.

Con Reuters