Tesla lo cambió todo en la industria del automóvil. La empresa fue la gran impulsora del inicio de la era del coche eléctrico, y durante más de una década ha liderado dicho mercado, pero ese dominio está a punto de acabar.

Así lo aseguró un estudio de Bloomberg Intelligence que revela que Tesla dejaría de ser el mayor fabricante de coches eléctricos para 2024. Ese año se iniciará el reinado de Volskwagen.

¿El rey ha muerto, viva el rey?

Según los datos publicados, el gigante alemán de la automoción logrará duplicar su nivel de producción actual y llegar a superar los dos millones de coches eléctricos fabricados en 2024, algo que le permitirá superar a Tesla en el mercado global.

Aún así Tesla continuará dominando el mercado en Estados Unidos. La razón: los elevados costes de producción de baterías impiden que marcas como Ford o General Motors puedan alcanzar a Tesla como ya lo está haciendo Ford.

La empresa creada por Elon Musk sigue siendo referente absoluto en Estados Unidos, donde por ejemplo consiguió el 75 % de todas las ventas durante el primer trimestre de 2022.

Asimismo, tanto la producción como las ventas de Volkswagen se centran en Europa, pero su expansión internacional está de hecho más centrada inicialmente en China y no en Estados Unidos: su informe anual revelaba cómo tan solo el 10 % de las ventas se realizaron en el país norteamericano.

En Tesla sin embargo no le pondrán las cosas fáciles a Volkswagen. La firma comenzó a distribuir coches fabricados en la gigafactoría de Berlín en marzo, y su objetivo para dicha planta, que no es la única, es la de llegar a fabricar 500.000 coches al año.

Fuente: Xataka