Este miércoles se dió a conocer que el multimillonario Elon Musk está envuelto en otro escándalo.

En esta oportunidad, 15 empleados algunos activos y otros que ya están fuera introdujeron una demanda a Tesla por cargos de discriminación racial.

La demanda se introdujo en un tribunal de California a finales de junio, conociéndose a principios de este mes, y contiene detalles escabrosos sobre la relación laboral dentro de Tesla.

El documento contiene información sobre palabras y frases utilizadas dentro del ambiente laboral considerados como discriminatorios.

De acuerdo con los quince demandantes, la gerencia también habría participado en el acoso, “ignorando las quejas e informes repetidos sobre el tema”. Además, tomó represalias contra los empleados “por informar y quejarse sobre la discriminación”.

Algunos casos específicos de racismo en Tesla

Jasmin Wilson, una ex trabajadora, manifestó que sus compañeros de trabajo y gerentes la acosaron sexual y racialmente, según cita The Verge.

Los ejecutivos no habrían hecho nada para frenar la situación, estableciendo políticas de represalia contra la ex empleada. Mientras, otro trabajador, Nathaniel Aziel Gonsalves, dijo que fue despedido por denunciar constantemente la discriminación racial en la fábrica de Fremont.

Según lo publicó el medio The Verge, Tesla ha tenido que pagar, al menos, 16 millones de dólares en años recientes por temas racistas: 15 a un antiguo operador de ascensores afroamericano, y uno a un empleado que recibió un insulto discriminatorio por parte de su supervisor.

Los despidos en Tesla, advertidos por Elon Musk

Tesla ha despedido a dos centenares de trabajadores de su división Autopilot, luego que Elon Musk advirtiera que quería eliminar puestos de trabajo. El magnate llegó a decir que quería recortar hasta el 3.5% de la fuerza laboral total en la compañía de vehículos eléctricos.

La empresa cerró una oficina completa en la localidad de San Mateo, California. La mayoría de los empleados trabajaba por horas.

Mientras, el resto de los miembros de la oficina de Tesla en San Mateo se trasladó a distintas ubicaciones.

Con Fayerwayer