Tesla solicitó a las autoridades de EEUU la aprobación de un dispositivo de detección de movimiento de corto alcance que podría ayudar a evitar que los niños se queden en autos calientes y mejorar los sistemas de prevención de robos.

 

El sensor está basado en el sistema de radar y aportar profundidad de los objetos, así como “ver” a través de materiales blandos. La compañía aseguró que sería más efectivos que los sensores que otras compañías colocan en los asientos.