Tesla Inc llevará a cabo este jueves un evento para marcar la apertura de su fábrica de 1.100 millones de dólares en Texas, que ayudará a aumentar la producción de vehículos eléctricos y baterías fundamentales para sus ambiciones de crecimiento.

El evento, llamado «Cyber ​​Rodeo», se produce después de que el CEO multimillonario Elon Musk sorprendiera al mercado esta semana al revelar que había comprado una participación del 9 % en Twitter y que se unirá al directorio de la plataforma de redes sociales.

En combinación con una nueva fábrica en Berlín, se espera que la fábrica de Austin duplique la capacidad de producción anual de la compañía a 2 millones de vehículos. Tesla dijo que también expandirá la producción en las fábricas de California y Shanghái. Tesla ha dicho que espera aumentos anuales del 50 % en las entregas durante un período de varios años.

El fabricante de autos eléctricos, Tesla.

«Siempre existirá la posibilidad de que surjan algunos contratiempos en el camino», dijo el analista de Morningstar Seth Goldstein, y agregó que Tesla eventualmente superaría cualquier dificultad de aceleración como lo hizo con la producción del Model 3 hace varios años.

 

Musk ha promocionado el evento de apertura como la fiesta más grande del mundo, pero un jefe de bomberos del condado de Travis dijo que Tesla le dijo al condado que probablemente tendrán menos de 15,000 asistentes.

El evento solo por invitación, que comenzará el jueves a las 4 de la tarde hora local, incluirá recorridos interactivos acompañados de comida y entretenimiento en vivo, indicó Tesla.

«¡Gran fiesta de inauguración mañana! Las puertas abren a las 4, las festividades a las 8», dijo Musk en un tuit, y agregó que hablaría a las 9 p.m. hora local.

Tesla ha dicho que utilizará prensas de fundición gigantes para fabricar la parte trasera y delantera de los automóviles en nuevas fábricas, en un intento por reducir el tiempo y los costos de fabricación.

Tesla dijo en enero que comenzaría las entregas del Modelo Y fabricado en Texas, equipado con sus propias baterías 4680 a fines de marzo, pero no está claro si eso sucedió.

«Uno de los desafíos que tienen en este momento es que Tesla no ha podido lanzar la producción en volumen de sus celdas 4680», dijo Sam Abuelsamid, analista de Guidehouse Insights.

«Así que probablemente pasará un tiempo antes de que la fábrica de Texas pueda alcanzar su máxima velocidad».

Se espera que Tesla produzca versiones de gama más baja y precio más bajo de su Model Y en su fábrica de Texas para defenderse de la creciente competencia de sus rivales. Recientemente recibió certificados de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. para dos nuevas variantes de su Model Y, con rangos de manejo de 244 millas y 279 millas, en comparación con el rango de manejo de 330 millas del Model Y actual.

Tesla ha retrasado la producción de camiones Cybertruck y Semi para el próximo año en la fábrica debido a la escasez de piezas.

Las nuevas fábricas se están poniendo en marcha ya que Tesla no puede satisfacer la demanda debido a las interrupciones en la cadena de suministro. Registró entregas récord para el primer trimestre, pero un aumento reciente en los casos de covid-19 en China obligó a Tesla a suspender temporalmente la producción en la fábrica de Shanghái durante varios días.

La invasión rusa de Ucrania también provocó un aumento en los costos de los materiales y el combustible, y Tesla volvió a aumentar los precios de algunos vehículos el miércoles.

Fuente: Reuters