Tesla abrirá su red de supercargadores a vehículos eléctricos de otras compañías para finales de este año, adelantó este martes el consejero delegado de la empresa, Elon Musk.

La red de carga rápida de Tesla tiene más de 25.000 puntos de recarga distribuida en 2.500 estaciones en todo el mundo, y le ha dado una ventaja competitiva. Mientras tanto, otros fabricantes de vehículos han creado alianzas o han invertido en nuevas empresas para redes a medida que aceleran sus pasos para ingresar al mercado nuevos vehículos eléctricos.

“Abriremos nuestra red Supercharger a otros vehículos eléctricos a finales de este año”, señaló Musk el martes, y agregó que más adelante la red de carga del fabricante estadounidense se abrirá a otros vehículos eléctricos en todos los países.

En Estados Unidos, la administración Biden a fines de junio adoptó un acuerdo bipartidista en el Senado para gastar $ 1.2 billones en proyectos de infraestructura, incluidos $ 7.5 mil millones en infraestructura de vehículos eléctricos, incluidas estaciones de carga.

Compañías de carga como Blink Charging, EVgo, ChargePoint y Electrify America de Volkswagen también están construyendo redes de carga en los Estados Unidos.