El gigante chino de internet Tencent Holdings anunció este domingo su primera reestructuración en seis años en un momento en el que enfrenta crecientes desafíos ante una regulación estatal cada vez más estricta.

La reorganización se produce cuando la compañía asiática, que ha sufrido una fuerte caída en el valor de mercado este año, enfrenta nuevas críticas de analistas e inversores, nerviosos por obstáculos regulatorios, una estrategia difusa en el extranjero y una deuda creciente.

La empresa de juegos y redes sociales es uno de los grupos chinos de internet cuyas perspectivas están en duda después de años de crecimiento espectacular.

El grupo, con sede en Shenzhen, dijo en un comunicado el domingo que consolidará tres áreas de negocio de contenido en una sola unidad y creará un nuevo grupo para los negocios de inteligencia y de la nube.

El movimiento es visto como una forma de mejorar en los servicios ofrecidos a través de la nube para clientes corporativos entre los que domina su rival Alibaba en China y también como una manera de aumentar su contenido ofreciendo capacidades para una amplia gama de servicios como WeChat, música, juegos y otros productos de entretenimiento.

Tencent dijo que “explorará más a fondo la integración de las redes sociales, el contenido y la tecnología que es más adecuada para las tendencias futuras, y promoverá la actualización de internet del consumidor a Internet industrial”.

La compañía también anunció que creará un comité de tecnología para ayudar a fortalecer su investigación y desarrollo y promover la colaboración y la innovación.