Ismael Guevara

Para nadie es un secreto que el Mundial despierta pasiones y mueve multitudes. Junto a la canción y la mascota, el balón se ha convertido en uno de los elementos distintivos y principales en cuanto al mercadeo y promoción del propio evento. Incluso, en el plano deportivo juega un papel preponderante, pues del rendimiento que tenga en el campo y los posibles comentarios de los futbolistas, dependerá en buena medida su éxito comercial.

Adidas, el gigante del mundo deportivo, una vez más se convierte en el orfebre de la redonda. La empresa de origen alemán, quien confecciona los balones ininterrumpidamente desde la edición de 1970, ha apostado fuerte en esta ocasión con una obra que mezcla lo clásico con los nuevos tiempos y cuyo motivo central son las nuevas tecnologías.

Precisamente el Mundial de México es uno de los motivos de la Telstar 18, pues quitándole el año, así se llamó la pelota fabricada para la Copa en tierras aztecas. En este sentido, su aspecto visual guarda ciertas semejanzas con el modelo de antaño al ser ideada combinando paneles blancos y negros, tal como sucedió por aquello tiempos cuando se hizo para poder aprovechar el efecto en los televisores monocromáticos de la época. La tendencia blanquinegra vuelve a una cita luego de la blanca y dorada Jabulani (Sudáfrica 2010) y la colorida Brazuca (Brasil 2014).

En la oportunidad inicial, su nombre estuvo inspirado en el primer satélite de comunicaciones que se lanzó a la órbita de la Tierra, en el año 1962. Este aparato era de forma circular y tenía paneles solares poligonales.

https://www.youtube.com/watch?v=XD3XOlU4hCk

Casi 50 años después, el nuevo diseño exhibe una nueva carcasa, la tecnología más novedosa y elementos sostenibles como su embalaje reciclable. El esférico, presentado en noviembre de 2017 en Moscú con la presencia de los astros Messi, Zidane, Kaká, Del Piero y otras figuras, está compuesto por tan solo seis piezas, que están pegadas  y no cosidas, como lo estaban las 32 del Telstar originario.

En cuanto a su diseño, la Telstar original tenía 32 paneles pero la de ahora  cuenta con seis paneles los cuales son adheridos por un proceso que usa altas temperaturas. ¿Cuál es la razón en la reducción de paneles? de acuerdo al fabricante, se busca que el balón sea lo más liso posible, para acercar a los usuarios a la circunferencia perfecta.

Visualmente presenta una superficie de estampado metálico y efectos gráficos con textura, que garantizan su durabilidad en cualquier terreno de juego.

Los tramos teñidos de negro simulan píxeles, pero su novedad más poderosa es que integra un chip NFC (Comunicación de Campo Cercano), que permite a los aficionados interactuar con el balón desde sus teléfonos celulares.

La experiencia personalizada, que incluye reconocimiento de ubicación, presenta detalles específicos de cada balón y proporciona acceso a desafíos y concursos de destrezas futbolísticas a los que los usuarios pueden apuntarse en los preliminares de la Copa Mundial de la FIFA.

Near Field Communication (por sus siglas en inglés), es una tecnología digital que permite que dos dispositivos intercambien información o generen determinadas acciones una vez conectados físicamente el uno al otro.

(Foto RTVE.es)

El dispositivo habilitado con NFC (Android o Apple) envía señales de radiofrecuencia que interactúan con el código NFC insertado en la Telstar 18”, explicó Adidas al momento de su presentación. En el caso del nuevo balón, solo basta con acercar un móvil al chip para acceder a más información sobre el balón y a una serie de desafíos auspiciados por la FIFA.

Con la sostenibilidad como enfoque clave, se utilizaron materiales y empaques reciclados para la Telstar 18, un producto que fue sometido a exhaustivas pruebas para asegurar que esté a la altura del torneo. Algunos de los equipos nacionales y clubes líderes involucrados en el proceso de pruebas fueron Argentina, Colombia, México, Manchester United, Juventus, Real Madrid y Ajax.