Telefónica anunció este martes el lanzamiento de su red nacional de conectividad 5G que garantizará que el 75% de la población española esté conectada a redes de última generación antes de finalizar el 2020.

En el transcurso de los nuevos despliegues se irán apagando paulatinamente las antiguas redes de segunda y tercera generación, por lo que antes de 2025 la red de cobre será sustituida en su totalidad por fibra óptica.