El dulce sabor de una tartaleta de frutas, la convierte en la predilecta de grandes y pequeños a la hora de saborear un delicioso postre. El equilibrio perfecto entre el relleno cremoso y la crujiente masa quebrada que hace de este postre una delicia para tu paladar.

Ingredientes:

2 paq. De galletas #Renata sabor Avena y Miel.

500gr de crema de leche

½ taza de leche

2 cucharadas de maicena

1 cucharadita de ralladura de cáscara de limón

1 lata de leche condensada

1 taza frutas frescas para decorar.

2 cucharadas de azúcar

1 taza de agua.

Preparación:

Licuar las galletas #Renata hasta obtener una especie de harina fina. En un bol, mezclar las galletas con 250gr de crema de leche hasta obtener una masa húmeda. Colocar dicha mezcla en moldes de tartaletas y llevar al horno a 200°C durante 10 minutos. Reservar.

Diluir las 2 de cucharadas de maicena en 2 cucharadas de agua. En una olla, mezclar la leche condensada, agregar la maicena y llevar a fuego bajo, revolviendo siempre hasta obtener una crema lisa y consistente. Retirar del fuego, añadir 250gr de crema de leche, ralladura de limón y dejar enfriar. Colocar esta crema por encima de las tartaletas y decorar con las frutas. Llevar a la nevera hasta el momento de servir.

Renata te presenta la excusa perfecta para comer fruta de una manera más original.