Un ministro tailandés admitió que el país usa software de vigilancia para rastrear a personas en casos relacionados con la seguridad nacional o las drogas, en medio de revelaciones de que los teléfonos de críticos del gobierno habían sido pirateados con el software espía Pegasus de fabricación israelí.

El ministro de Economía y Sociedad Digital, Chaiwut Thanakamanusorn, dijo en el parlamento el martes por la noche que está al tanto de que las autoridades tailandesas usan software espía en casos «limitados», pero no especificó qué agencia gubernamental usó dicho software, qué programa se usó o a qué personas apuntaron.

Los grupos de derechos humanos han acusado a los sucesivos gobiernos tailandeses de utilizar definiciones amplias de seguridad nacional como pretexto para enjuiciar o suprimir las actividades de sus principales rivales.

Una investigación conjunta del grupo tailandés de derechos humanos iLaw, el organismo de control de Internet del sudeste asiático Digital Reach y Citizen Lab, con sede en Toronto, destacó el lunes el uso del software espía Pegasus en al menos 30 críticos del gobierno entre octubre de 2020 y noviembre de 2021.

La investigación siguió a una alerta masiva de Apple Inc. en noviembre informando a miles de usuarios de sus iPhones, incluso en Tailandia, que eran objetivos de «ataques patrocinados por el estado».

Chaiwut no nombró a Pegasus, pero dijo que está al tanto del uso de spyware para «escuchar o acceder a un teléfono móvil para ver la pantalla, monitorear conversaciones y mensajes». Pero agregó que su ministerio no tiene la autoridad legal para usar dicho software y no especificó qué agencia gubernamental la tiene.

“Se usa en asuntos de seguridad nacional o de drogas. Si necesitas arrestar a un traficante de drogas, debes escuchar para encontrar dónde estaría la entrega”, dijo.

«Entiendo que hubo un uso de este tipo, pero es muy limitado y solo en casos especiales».

Su ministerio ha negado previamente cualquier conocimiento del asunto.

El presunto uso más reciente del software espía se produce después del surgimiento de un movimiento liderado por jóvenes a fines de 2020 que desafió a la poderosa monarquía del país y al gobierno del primer ministro Prayuth Chan-ocha. Más de 1.800 personas han enfrentado cargos relacionados con la seguridad desde que comenzó el movimiento.

La policía tailandesa negó en un comunicado el uso de Pegasus para vigilancia o violación de la privacidad.

Pegasus ha sido utilizado por los gobiernos para espiar a periodistas, activistas y disidentes, y la firma israelí detrás de él, NSO Group, ha sido demandada por Apple y colocada en una lista negra comercial de EE. UU.

NSO Group no respondió a las solicitudes de comentarios de Reuters el lunes o el miércoles.

Con Reuters