La cadena comercial Swatch acusó a Samsung Electronics Co y Samsung Electronics America Inc de infringir su marca registrada en los diseños de carátulas descargables para sus relojes inteligentes, según reportó Reuters.

La demanda pública fue realizada en Estados Unidos, país donde Samsung registra sus marcas comerciales y donde las aplicaciones para los relojes Gear Sport, Gear, S3 Classic y Frontier de Samsung podían descargar estos diseños.

“Esta es una violación flagrante, voluntaria e internacional de nuestras marcas registradas de Samsung”, dijo un portavoz de Swatch.

La marca de relojes suizos dijo ante el Tribunal de Distrito de EE.UU. en Nueva York que la imagen de los relojes Samsung “llevan marcas idénticas o prácticamente idénticas” a las marcas comerciales que posee sus marcas asociadas como longines, Omega y Tissot.

“Esta copia desenfrenada de las marcas comerciales puede tener un solo propósito: intercambiar la fama, la reputación y la buena voluntad de los productos y marcas de Swatch Group Companies construidas minuciosamente durante décadas”, dijo el relojero Suizo ante la justicia.

Además, Swatch exige por los daños ocasionados, US$100 millones de indemnización.

Samsung no dio comentarios al respecto a Reuters.