Un tribunal de apelaciones sueco confirmó este miércoles un fallo de un tribunal inferior que prohibía a Huawei vender equipos 5G en el país, en el último revés para las esperanzas de la compañía china de telecomunicaciones de organizar un regreso.

En 2020, el regulador sueco de telecomunicaciones, PTS, prohibió inesperadamente que Huawei suministrara equipos 5G a las empresas móviles suecas citando preocupaciones de seguridad planteadas por el servicio de seguridad de Suecia, una decisión que la empresa impugnó en los tribunales. Un tribunal inferior confirmó el año pasado esa decisión.

El problema surgió después de que Estados Unidos alegara que China podría usar el equipo de Huawei para espiar y los gobiernos europeos hicieron lo mismo al endurecer los controles en las redes 5G construidas en China. Huawei ha negado ser un riesgo para la seguridad nacional.

Suecia había pedido a sus empresas de telecomunicaciones que retiraran los equipos fabricados por Huawei y su rival chino ZTE de la infraestructura existente y las funciones principales antes del 1 de enero de 2025.

La unidad sueca de Huawei dijo en un comunicado este miércoles que estaba decepcionada por el veredicto del Tribunal Administrativo de Apelación de Estocolmo.

«Analizaremos el fallo y evaluaremos nuestros próximos pasos, incluidos otros recursos legales bajo la ley sueca y la ley de la UE, para continuar salvaguardando nuestros derechos e intereses legítimos», escribió Huawei.

La pelea de Suecia con Huawei también ha llevado a Ericsson a enfrentar una reacción violenta en China.

La proporción de ingresos que Ericsson obtiene de China se ha reducido a alrededor del 3 % de su total desde el 10-11 %, y la empresa sueca se vio obligada a reducir sus operaciones en uno de sus mercados más grandes.

Fuente: Reuters