El en plano deportivo, el Mundial de fútbol no ha decepcionado. Pese a la estrepitosa eliminación de Alemania, se ha visto buen juego, goles espectaculares y mucha competitividad entre los seleccionados.

A excepción de los teutones, de lejos la gran decepción del torneo al despedirse en fase de grupos por primera vez en su historia, el de Rusia ha sido hasta los momentos un torneo bastante vistoso desde cualquier punto de vista. El balance es positivo, en especial para Sudamérica que logró clasificar a cuatro de sus cinco representantes, aunque obviamente Europa marcó la ruta con 10 cupos.

Solo Perú debió marcharse a casa temprano, aunque mostró un desempeño bastante decoroso e incluso cerró su accionar con una victoria para dejar un buen sabor de boca.

Otro factor común por estos días ha sido la paridad vista en cancha, pues más allá de que el saldo al final sea de una buena cantidad de favoritos con su boleto en octavos de final, no es menos cierto que este ha sido el Mundial de la igualdad y las sorpresas, una de ellas la ausencia de planteles africanos en la segunda etapa.

Alemania se quedó afuera pero muchas otras ilustres estuvieron a punto de seguir sus pasos. Argentina necesitó de un gol de volea de Rojo con la pierna derecha en los compases finales, Portugal dio gracias porque Irán errara una ocasión clara en el 90+4 y otras como Brasil tuvieron que definir su pase en la última jornada.

Nadie regaló nada, Corea del Sur ganó a los germanos, Islandia empató con la Albiceleste, Irán empató con los lusos y Marruecos con España. Suecia pasó además como primera de una llave que compartía con la actual campeona y Japón clasificó gracias al Fair Play, al tener menos tarjetas amarillas que Senegal.

En Rusia, 25 tantos de los 120 que se marcaron en la primera ronda se gritaron luego de los 85 minutos de juego.

Por otro lado, México pasó de ser la sorpresa de la competición, con dos triunfos en sus dos primeros partidos, a ser vapuleada 3-0 por Suecia y tener que celebrar la victoria de Corea del Sur ante Alemania para poder certificar su pase a octavos.

Y sin apenas tiempo para descansar, el sábado ya aguarda un Francia-Argentina, el plato fuerte de una instancia en la que solo se echará en falta a Alemania y en la que, como se ha demostrado hasta el momento, cualquier cosa puede pasar.

CONMEBOL ALZA LA VOZ
Las selecciones de la Conmebol fueron las que más éxito tuvieron, con el 80% de sus representantes en las eliminatorias por el título. Solo Perú se quedó afuera, 36 años después de volver a un Mundial, a pesar de haber dejado grandes sensaciones.

Así, Brasil, Argentina, Uruguay y Colombia dejaron muy alto el listón de Sudamérica. Aunque con sensaciones muy diferentes.

La subcampeona mundial, Argentina, clasificó sobre la hora con un tanto de Marcos Rojo en el minuto 86 frente a Nigeria (2-1), luego de empatar 1-1 ante Islandia en la primera fecha y de ser goleada 3-0 por Croacia en la segunda.

Lionel Messi, desaparecido hasta el martes, volvió a brillar y a marcar contra los africanos, y cuenta ahora con seguir su racha para poder batir a la Francia de Paul Pogba, Antoine Griezmann y Kylian Mbappé el sábado en el inicio de los octavos de final.

La ‘Canarinha’, que aterrizaba en Rusia con la vitola de favorita, dejó más dudas que certezas. Con un Neymar irregular tras la lesión que lo marginó los últimos tres meses de la temporada, a la Seleçao le ha faltado el fútbol y la magia que lo caracteriza desde que lo dirige Tite. A pesar de ello, venció 2-0 en la última fecha a Serbia y, como primera del Grupo E, jugará en octavos contra México.

Todas las dudas de albicelestes y verdeamarelos las disipó Uruguay, que pasó como líder con puntaje perfecto tras pasearse en la llave A, con cinco tantos a favor y su arco imbatido. Ahora aguarda la Portugal de Cristiano Ronaldo en un duelo de altura contra Luis Suárez y Edinson Cavani.

La UEFA tendrá una representación de temer en la siguiente ronda. Cayó Alemania y con ello el Viejo Continente cedió a su campeón pero España, Croacia, Bélgica y Suecia como líderes de grupo y Portugal, Rusia, Dinamarca, Suiza e Inglaterra como segundas amenazan con dejar la Copa Mundial de la FIFA en territorio europeo otro año más tras las victorias de los germanos en 2014, España en 2010 e Italia en 2006.

Japón dejó atrás sus dudas y con un meritorio segundo puesto se convirtió en la mejor de la Confederación Asiática de Fútbol (AFC), que también incluye a la eliminada Australia.

Paradójicamente, el Mundial no tendrá representantes africanos en octavos de final tras las eliminaciones en segunda jornada de Egipto, Marruecos, y Túnez, mientras que Senegal, que dependía de sí misma, perdió el día clave ante Colombia y sus seis amarillas, por cuatro de Japón, deshicieron su empate a puntos en su contra.

El hecho no se da desde 1982 cuando ese continente solo contaba con dos equipos, Camerún y Argelia y finalizaron en el tercer lugar de sus respectivos grupos.