La fintech Stori, cuyas tarjetas de crédito apuntan a la gran mayoría de mexicanos que carecen de cualquier tipo de crédito formal, dijo el martes que planea invertir 175 millones de dólares para crecer en 2022 a medida que aumenta su cartera de clientes y contrata mas gente.

La startup emite sus tarjetas a mexicanos «subbancarizados» como Nadir Redon Texta, de 33 años, quien se gana la vida revendiendo ropa y accesorios de acero inoxidable en la localidad de Zihuatanejo y no pudo obtener una línea de crédito en ningún banco.

Gano de 4.000 a 8.000 pesos todos los meses, ya que mi negocio es informal y estacional”, dijo en entrevista telefónica. “Empecé con un crédito mensual de 1500 pesos mexicanos ($75,18) con Stori y siempre lo he podido pagar”.

Solo el 31% de los mexicanos tiene algún tipo de crédito, y quienes lo tienen tienden a usar tarjetas de tiendas por departamento o tiendas de conveniencia, según la agencia de estadísticas del país.

Stori extiende una línea de crédito al 99% de los solicitantes después de una verificación de antecedentes que estudia una combinación de factores como dónde viven y cómo se ganan la vida, dijo Marlene Garayzar, cofundadora de la empresa lanzada en 2018.

Algunos solicitantes no tienen los documentos oficiales que requerimos. De lo contrario, nuestro porcentaje de aceptación podría llegar al 100%. Damos créditos tan pequeños como 500 pesos y, en nuestra experiencia, la gente paga», dijo.

Garayzar dijo que Stori, que cuenta con el respaldo de inversionistas como US GGV Capital y Goodwater Capital, espera expandirse al menos a otro país latinoamericano en los próximos dos años, pero se negó a decir qué mercados está considerando.

Los mexicanos con trabajos informales o mal historial crediticio tienden a tocar muchas puertas antes de que se les apruebe un préstamo. Ese fue el caso de Eduardo Alvarado, de 28 años, cuya solicitud de tarjeta fue rechazada por la fintech brasileña Nubank.

«Nu me pidió que volviera a intentarlo más tarde, así que fui a Stori y me aceptaron. Meses después, lo intenté de nuevo con Nu y lo aprobaron. Supongo que fue bastante influyente tener a Stori como crédito inicial». él dijo.

Stori tiene un millón de clientes y la mayoría son titulares de tarjetas de crédito por primera vez, mientras que Nubank tiene alrededor de 1.4 millones de clientes en México y el 60% de ellos tenía alguna otra tarjeta antes de contratar sus servicios.

Con Reuters