La startup británica de baterías de carga rápida Nyobolt dijo el viernes que recaudó 50 millones de libras (59 millones de dólares) en fondos de Serie B para construir una planta de fabricación en el Reino Unido en 2023 para producir millones de celdas de batería.

La ronda de financiación fue dirigida por HC Starck Tungsten Powders, una unidad de la empresa minera vietnamita Masan High-Tech Materials (MSR.HNO) , uno de los mayores proveedores de tungsteno del mundo. A través de una asociación estratégica, HC Starck, con sede en Goslar, Alemania, ayudará a Nyobolt a ampliar la fabricación y su programa de reciclaje de baterías.

Nyobolt ha estado desarrollando ánodos de batería utilizando niobio y tungsteno que podrían permitir que los vehículos eléctricos (EV) se carguen en minutos.

El niobio y el tungsteno son metales estables que se utilizan a menudo para fortalecer el acero o crear aleaciones de acero.

Nyobolt, con sede en Cambridge, se está enfocando actualmente en vehículos eléctricos de carreras de alto rendimiento, pero los ejecutivos dicen que sus baterías podrían estar listas para usar en modelos de vehículos eléctricos para el mercado masivo a finales de esta década.

En la carrera por volverse eléctrica, los fabricantes de automóviles se han centrado en la autonomía para aliviar la ansiedad de los consumidores sobre la infraestructura de carga, pero las nuevas empresas de baterías ya están trabajando en las baterías del futuro más pequeñas, más duraderas y más baratas, que también se cargan más rápidamente.

Con Reuters