La compañía sueca Spotify superó las estimaciones de Wall Street para los ingresos del segundo trimestre, luego que este miércoles informara un aumento del 20% en los suscriptores pagos para su servicio premium en Europa y América del Norte.

El servicio de transmisión de contenido streaming registró 365 millones de usuarios activos mensuales. Sin embargo no cumplieron con las estimaciones de los analistas: 371.5 millones. ¿El culpable? La pandemia.

Spotify indicó que la pandemia por Covid-19 afectó en varios de sus mercados y paralizó algunas de sus campañas de marketing. “Algunos mercados ahora casi han vuelto a la normalidad… algunos de ellos todavía se ven muy afectados por COVID”, expresó el CEO de la empresa, Daniel Ek, en una entrevista.

Otro problema que sumó el servicio streaming fue el registro de usuarios activos mensuales, el cual terminó afectando el crecimiento de dicha base MAU, indicó la compañía.

Aunque no todo fue negativo. El negocio de publicidad de Spotify, que el año pasado fue perjudicado por la pandemia, se recuperó y creció un 110% a 275 millones de euros (324,64 millones de dólares).

Por otra parte Spotify prevé ingresos de 2,31-2,51 mil millones de euros y 170-174 millones de suscriptores premium. Los analistas, en promedio, esperaban ingresos de 2.390 millones de euros y 170,4 millones de suscriptores.

A raíz de este reporte las acciones de Spotify cayeron más del 7%.