Spotify sigue creciendo a un ritmo rápido. En el cuarto trimestre de 2017, la compañía tenía 159 millones de usuarios activos mensuales, de los cuales 71 millones eran suscriptores premium. La proporción de usuarios pagos a usuarios gratuitos mejora constantemente.

Cabe acotar en el informe de Statista que el índice de cancelación de la compañía, es decir, la tasa de cancelación de sus clientes que pagan, disminuyó del 7,7% en 2015 al 6,6% en 2016 y al 5,5% en 2017, lo que indica un alto grado de satisfacción.

Foto Statista

Con este promisorio panorama, de cara al futuro, la tendencia que algunos artistas han marcado, al preferir comercializar sus creaciones a través de Spotify, no sólo crecerá. Se harán necesaria.

Como pasa en el cine y la televisión, está gestándose un cambio en los modelos de negocios. Quien se adapte saldrá airoso.