Más allá de que su modelo de negocios genere dudas para muchos, la realidad es que, al menos en la práctica, Spotify sigue creciendo en la preferencia del público y muestra de ellos es que este mes de octubre celebra su décimo aniversario con una comunidad de 180 millones de oyentes activos.

La ya popular plataforma de música por streaming arriba este mes a una década de funcionamiento y, a pesar de tener que sortear varias tempestades en el camino, poco a poco ha logrado afirmarse como una de las principales referencias del sector en toda la red.

Aunque en un principio la empresa sueca ofreció un largo catálogo musical sin necesidad de descargar las canciones, generó problemas con las discográficas que presionaron para que e modificaran sus pautas de ejecución que dio paso al servicio “premium” o de pago por suscripción, el cual actualmente cuenta con alrededor de 83 millones de clientes.

Spotify divulgó a través de un comunicado estas y otras cifras referentes a su rendimiento con el público, teniendo algunos números atractivos con el crecimiento de 8% anual de media y un alza de 40% en la diversificación del contenido musical utilizado.

Varios son elementos que han incidido en este balance pero dos de los más importantes radican en la utilización de estrategias para abarcar la mayor cantidad de personas y gustos.

En este sentido llevan la voz cantante funcionalidades tales como las playlist personalizadas y editoriales, además de la ampliación del espectro a más de 2.000 géneros musicales reconocidos en el sistema.

Otro de los factores que ha impulsado a la plataforma ha sido su sistema de recomendación de música. Listas como Descubrimiento Semanal y Radar de Novedades han llevado a los usuarios activos ha descubrir nuevos artistas según sus gustos y extender el mercado a nuevos horizontes.

Según una nota remitida por Spotify, los usuarios escuchan una mayor variedad de música: en 2014 cada oyente escuchaba una media de 29 grupos o solistas por semana, cifra que aumentó a 41 (un 37% más) en 2017. El número de horas semanales de escucha también aumentó un 25% en el mismo periodo.

En su parte oficial, la empresa también indicó otros indicadores de uso en los 65 países donde funciona, entre ellos que acumula 40 millones de canciones y ‘podcasts’, y 17 millones de años escuchados. 3.000 millones de “playlists”.

Spotify nació en Suecia con el objetivo de crear una alternativa legal a la piratería, así como una opción que ayudara a compensar, de manera justa, a los artistas por su trabajo.

En la actualidad, aseguró la firma, es el servicio de streaming de música más grande del mundo, “pero nuestro objetivo sigue siendo el mismo: conectar a los artistas con sus fans y, a su vez, ayudarlos a construir sus carreras”.