Spotify continuó el paso de las grandes compañías tecnológicas que dieron a conocer algunos balances de su funcionamiento luego de cumplidos los primeros seis meses del año. Sin ahondar en el aspecto económico, la famosa plataforma de música en línea sí mostró un crecimiento en la captación de usuarios, en especial en el sector de suscripción paga en la que ahora cuenta con 83 millones.

La empresa de origen sueco tuvo un alza en términos cuantitativos de su servicio premium con ocho millones más respecto a los 75 con los que contaba en el primer trimestre. En el periodo de un año, Spotify registró un aumento de 40% en el número de suscriptores pagos.

Spotify, que dio a conocer este jueves los resultados del segundo trimestre, atribuyó este incremento a su avance en los mercados emergentes, particularmente en América Latina y el sudeste asiático, y al éxito de su oferta destinada a los grupos familiares, que sin embargo le reportan menos margen que las suscripciones individuales.

Pero su universo de clientes también se ha potenciado y expandido en el plano global, ya que sus reportes mostraron un total de 180 millones de usuarios activos mensuales, incluidos los que utilizan la opción gratuita que incluye publicidad.

MÁS USUARIOS PERO TAMBIÉN MÁS PÉRDIDAS

Pero pese al rápido desarrollo del streaming en el mundo, Spotify nunca ha generado beneficios desde su creación en 2005. De acuerdo a una nota de la agencia AFP, el grupo, que perdió 90 millones de euros en el trimestre, dijo que prefiere centrarse en su expansión geográfica.

Aunque los resultados se mantuvieron dentro de las expectativas que los analistas predijeron, la empresa perdió 394 millones de euros y sigue estando lejos de ser rentable.

La principal razón de esto es que la estrategia de la empresa es hacer crecer sus márgenes más allá de lo que las regalías que tiene que pagar a las discográficas y artistas le permiten. Spotify necesita aumentar el número de creadores que utilizan sus herramientas de promoción y manejo de audiencias usando sus enormes números de usuarios para atraer a los artistas.

El otro problema es que los ingresos por usuario también han caído un 12% este trimestre, porque Spotify está usando varias promociones en las que ofrece el servicio junto a otros en bundles para atraer más suscriptores.

Además, también tenemos el crecimiento en popularidad del plan familiar, donde hasta seis personas pueden compartir un mismo plan que solo cuesta 50% más que uno individual. La empresa sigue quemando dinero, pero crece también a pasos agigantados, y esperan terminar el 2018 con casi 100 millones de suscriptores pagos.

Las buenas noticias para la empresa fueron que el buen panorama avalado por los números tuvo efectos positivos en el plano bursatil, pues la Bolsa de Nueva York reaccionó positivamente a la publicación del jueves con una subida de 2,5 % en sus acciones durante las primeras operaciones, un desempeño mucho mejor que el del resto del mercado, afectado por el derrumbe del título de Facebook tras sus resultados.

Su competidor más cercano es Apple Music, lanzado hace tres años. Su director ejecutivo y presidente, Tim Cook, dijo en mayo que su servicio de música en línea había superado los 50 millones de suscriptores pagos. No tiene un plan gratuito, pero que sí ofrece un periodo de pruebas de tres meses, que se estima abarca unos 8 de esos 50 millones.