SpaceX ganó una licitación destinada a construir satélites de rastreo de misiles para el Pentágono. Este sería el primer contrato gubernamental de la compañía de Elon Musk para construir satélites.