Sony informó el jueves que su perro robot Aibo que funciona con inteligencia artificial estará disponible en el mercado de EE.UU. para la temporada festiva de fin de año, con un costo de dos mil 899 dólares.

La mascota mecánica de sexta generación combina la robótica con sensores de imagen e inteligencia artificial, lo que le permite aprender comportamientos y reconocer rostros, de acuerdo a la empresa japonesa de electrónica de consumo.

Aibo desarrolla su personalidad en base a las interacciones con las personas, lo que le da a cada robot un carácter único en función de sus compañeros humanos, indicó Sony.

“Este es realmente un producto único diseñado para conectarse con sus dueños a un nivel emocional”, dijo en un comunicado el presidente de Sony Electronics Norteamérica, Mike Fasulo.

De forma parecida a los perros reales, Aibo es capaz de aprender trucos y buscar a sus dueños, así como reaccionar a palabras de elogio y caricias en la cabeza, según Sony. Aibo también podrá jugar con juguetes, que Sony venderá aparte.

Pero a diferencia de los perros de carne y hueso, el robot de la compañía nipona incluye una aplicación que los propietarios pueden usar para ajustar la configuración del sistema o añadir nuevos trucos, y se puede conectar a la nube de internet para guardar recuerdos.

Los dueños de Aibo también podrán vigilar a sus compañeros caninos mientras están lejos de casa, husmeando en su vida a través de sus ojos robóticos, según Sony.

Sony iniciará en septiembre la recepción de pedidos de Aibo en Estados Unidos, que se entregarán en la temporada navideña. La mascota robot comenzó a estar disponible en Japón a principios de este año, más de una década después de eliminar modelos anteriores de su línea de productos.