Sony prohibió las cuentas de varios usuarios de la nueva consola PlayStation 5, por vender su acceso a PS Plus Collection.

La compañía suspendió además las cuentas de los usuarios de PlayStation 4 que compraron estos accesos no autorizados.